El verano se ha terminado y el otoño es la época ideal para conseguir el reportaje de tus sueños. Si estás pensando en hacer una sesión preboda, postboda o familiar, déjate seducir por la estación más romántica del año, con estos cuatro tips lograrás unas fotografías otoñales únicas.

El contexto perfecto

Con la caída de las hojas de los árboles, el ambiente se vuelve además de más romántico, mucho más divertido. Puedes elegir un parque, el campo o cualquier lugar donde la naturaleza esté presente, la puesta en escena será perfecta y conseguirás ese toque otoñal que tanto gusta. Además, si tenéis la posibilidad de estar cerca de un río o un estanque, el reflejo de los árboles aportará color y fuerza al reportaje.

Jugar con las hojas secas, tumbarse sobre una alfombra de colores ocres y rojizos o un paseo romántico pueden ser las opciones perfectas para conseguir una sesión digna de película nominada a los Óscar.

Fotografia de embarazo Madrid © Pepa Malaga Fotografia

El total look

Después de la guía de estilo para novias de El Estilario, llega la guía de estilo para convertirse en auténticos modelos de catálogo de temporada otoño/invierno. Saquen las bufandas, los gorros y principalmente las preciosas botas de agua, ideales si son de algún color llamativo como mostaza, amarillo o rojo. ¡Darán mucho juego!. Pero sin duda, lo más de lo más es optar por llevar a la sesión cualquier complemento que de la sensación de calidez; mantas, ponchos, fulares…

Saray Alonso fotos corporativas © Pepa Malaga Fotografia

El horario para la sesión

El amanecer y el atardecer en otoño es una auténtica maravilla. A estas horas, las tonalidades resaltan mucho más, los amarillos, rojizos y ocres serán los colores estrella. ¡Conseguirás una luz increíble!

Además, si el día está nublado muchísimo mejor, la sesión será todo un éxito.

Fotografia de embarazo Madrid © Pepa Malaga Fotografia

Pequeños detalles que marcan la diferencia

Diferenciarse siempre es un acierto. Incluir pequeños detalles al reportaje siempre darán ese toque especial y único, los objetos son la clave. Una taza de café, un pretzel, leña, montar una especie de picnic o apostar por lugares con encanto que tengan un contexto cálido y perfecto para una sesión de otoño, son la alternativa perfecta para destacar. Por ejemplo, una casa rural con chimenea puede ser el escenario perfecto, el fuego además de aportar sensación de calidez seguirá la línea cromática de la sesión. Un sombrero, una bufanda o el banco de un parque se pueden convertir en grandes protagonistas y poner el broche final a tu sesión de otoño.

Fotos con mascota en Madrid © Pepa Malaga Fotografia

 

Si quieres una sesión de otoño bonita y diferente escríbenos a pepa@pepamalagafotografia.com y consigue un reportaje lleno de encanto.