Adivina adivinanza: ¿cuál es la cena más in que puedes disfrutar en Madrid? La clave la tienes en la propia pregunta… y sí, se trata de las Cenas Adivina, el must de los planes en Madrid.

No resulta sencillo revelarse como una opción de ocio original en una ciudad en la que se convocan 287.865.194 eventos por minuto. Pero aquí somos de la opinión de que uno se distingue por el corazón que le echa al asunto que tiene entre manos y en eso a Silvia y familia no les gana nadie.

Llegué a Cenas Adivina movida por la curiosidad de conocer más sobre el trabajo de una fotógrafa a la que –como media profesión– seguía desde hacía tiempo: Natalia Ibarra. Subí al Séptimo en busca de respuestas y me encontré con mil y una preguntas hacia mí misma. ¿Y qué si quedaba a cenar un viernes en una casa desconocida con unas cuantas caras que no había visto nunca antes? ¿Y por qué no un concierto en un salón? ¿Y si resulta que conversar no fuese tan extraño? ¿Y si además no fuese pecado sentirse a gusto abriendo tu corazón a gente a la que conocías de diez minutos?

Aquella velada me marcó. Me impulsó a ser más yo. Si había podido serlo rodeada de extraños, ¿por qué no iba a permitírmelo con las personas que quiero? Y me dio tanta vida que pensé: ¿y qué tal ser yo una de las fotógrafas que retratasen la magia de este referente de los eventos en Madrid? Así que me lié la correa de la cámara a la cabeza y me lancé. «Silvia, ¿podría colaborar con vosotros?». Y en unas semanas estaba dándole al clic en una cena con Paula, la ‘mami’ de The Singular Olivia. Y ya no pude parar.

Cenas Adivina © Pepa Malaga Fotografia

Cenas Adivina © Pepa Malaga Fotografia


Mis siguientes Cenas Adivina me regalaron el tesoro de descubrir a personas mágicas como Ambartxu, Macarena Gea (con la que había tenido la suerte de trabajar en un proyecto anterior relacionado con la decoración), Victoria Vallaure (Kids Chocolate), Vanesa Travieso (más conocida como @ponorden… aunque yo sigo en la tarea de seguir sus enseñanzas), los cracks de Campeones, Fernando Alberca (todo un referente en educación), Vivian Shen (con Madrid Directo incorporado), Gloria Carrero (el paladar hecho mujer) o Ana Albiol (V.I.D.A., con mayúsculas).

Ser fotógrafa en Cenas Adivina también me ha enseñado a compartir. A que juntos somos más fuertes y que crecer de la mano de un compañero siempre es mejor. Y eso lo he aprendido gracias a las compañeras («Fotógrafas molonas», nos ha bautizado Silvia) que cada velada dan luz a lo mejor de cada persona que sube al Séptimo. Sois muchas, queridas mías, así que no citaré a ninguna por no meter la pata (que soy experta en la materia).

Cenas Adivina © Pepa Malaga Fotografia

Y, claro está, hacer fotos de eventos me ha dado la oportunidad de conocer a lo mejor de lo mejor de caterings, vinos y decoración. Seguro que también me como a alguien (vivo pegada a un tenedor), pero voy a intentar no olvidar ni una sola de las cocinas que nos han deleitado en cada velada que he podido fotografiar: Nadia (que se lanzó a una cena rica, aunque ahora prefiere que degustemos su savoir faire con su firma de moda The Yellow Pink Company), Armiñán Catering, Para Paula Catering, Caballos La Vereda, Masseda Catering, Mona Sweet, Plato a Plato Catering, Tu Bizcocho y Dulces Ilusiones. Y cómo resistirme a recomendaros placeres para los sentidos, como el vino de Martelo, el aceite de Marujo o la sidra Pomarina, además de las delicias gallegas de Lembranza Box, las trufas de Manjares de la Tierra o la cerveza premium Magna de San Miguel. Y no podría olvidarme del color (y el riquísimo olor) que dejan las composiciones florales de Be Floral o Savia Bruta. O de los diseños chulísimos que he descubierto con Espacio Store o Uno de junio Bolsos, además de ese libro de firmas tan elegante y delicado que lleva el sello inconfundible de Seda y Papel.

Cenas Adivina © Pepa Malaga Fotografia

Cenas Adivina © Pepa Malaga Fotografia

No tendría espacio suficiente (y mira que el ciberídem es infinito) para referirme una por una a las maravillosas personas a las que el Séptimo me ha unido, pero aquí va un botón a modo de muestra: Regina, Samantha, Bárbara, Isabel, Lourdes, Sara, Beatriz, Rocío, Arantxa, Jossune, Eva, Diana, Macarena… ¡no pararía nunca!

Buen paladar, buena conversación, belleza para los ojos, sentimientos a flor de piel, aroma a amistad… ¡Cenas Adivina es un planazo para todos los sentidos! Así que este curso me he apuntado ya a fotografiar unas cuantas veladas: el 29 de noviembre, «Vivir la maternidad con arte, salero y humor», con Isabel, de @unamadremolona; el 13 de diciembre, «Liderazgo femenino», con Gemma Fillol, creadora de la comunidad @extraordinaria.es; y el 28 de febrero, «La violencia de género, un laberinto con salida de emergencia», con Teresa Prats, policía especialista en violencia de género. Pero, con sinceridad, os aseguro que iría todas y cada una de las semanas… ¡y de hecho ya tengo mi entrada para subir al Séptimo en una velada súper especial… y sorpresa para una buena amiga!

Gracias, Silvia, Íñigo, Íñigo Jr., Isa, Paula y Pancho por hacerme sentir una más de la familia. Por mirarme con tanto cariño. Por creer. Y por hacerme creer. Aunque sólo sea un poco.

¡Nos vemos en El Séptimo!