Hacer fotos de familia en casa es una de mis propuestas favoritas como fotógrafa de familias. Sí, digo «fotógrafa de familias» porque, aunque en este blog verás muchas fotos de boda, lo cierto es que me gusta contar historias que transmiten sentimientos. Tras iniciarme en la fotografía de bodas, muchas de las parejas que confiaron en mí para su reportaje de boda, después, al ampliar la familia, han seguido contando conmigo para sus fotos de embarazo, de bebé y de familia. Y a todos ellos, lo primero, GRACIAS por seguir ahí y hacerme partícipe de vuestros mejores momentos.

El caso es que, en estos días en los que no tenemos más remedio que estar en casa, le he dado muchas vueltas a cómo la fotografía podría ayudar. Confieso que a veces me siento impotente por no poder hacer algo útil, como todo el personal sanitario, los farmacéuticos, los policías y militares, los que nos atienden en los supermercados, los agricultores y ganaderos o los camioneros que nos mantienen abastecidos. 

Pero yo sólo sé contar historias. Y después de darle vueltas he concluido que sí, que contar historias también es importante. Porque los instantes felices que vuelven a nosotros en forma de fotografías nos transportan a momentos de bienestar, nos curan el corazón y nos arropan el alma.

Es en estos momentos, cuando estamos lejos de nuestras familias, cuando realmente valoramos los recuerdos. Y, ¿por qué no aprovechar para crear recuerdos nuevos en familia? Quizá nuestra casa no sea el mejor estudio. Sí, la situación no es la más alegre que hemos vivido. Pero, ¿y si es éste el momento de intentar hacer mejores fotos de familia en casa?

Yo quiero ayudarte a lograrlo. Y por eso voy a darte unas claves muy sencillas que te van a ayudar a mejorar tus fotos de familia y a disfrutar de darle al clic en estos días tan caseros.

¿Vamos?

 

¿Cuál es la mejor cámara para hacer fotos de familia?

La mejor cámara para hacer fotos de familia es la que uno tenga. Y sobre todo en estos momentos, que no son los mejores para comprar un equipo nuevo.

Si tienes cámara réflex en casa, cógela y dale cariño. Lo ideal sería que pudieras lanzarte, si no al modo manual, al menos a algún programa semiautomático. Pero no quiero que esta guía sea especialmente técnica: si necesitas ese tipo de ayuda, ponte en contacto conmigo aquí.

Si sólo tienes la cámara del móvil, no desesperes: con paciencia y algunos pequeños consejos puedes pasar del selfie con cierta gracia.

 

¿Dónde hacer las fotos de familia?

Fotografia-infantil-Pepa-Malaga-Fotografia_05

A la hora de elegir escenarios para las fotos de familia, la primera gran pregunta es: ¿interior o exterior? Si estamos en casa, a no ser que tengamos una terraza amplia o un jardín, no hay mucha opción.

Personalmente, me gustan más las fotos en exterior, sobre todo cuando participan niños. Al aire libre (aunque sea en un jardín minúsculo) se sienten más libres y vibran con mayor espontaneidad.

Pero eso no quiere decir que no podamos hacer fotos bonitas dentro de casa. ¿Opciones?

  • Elige siempre la habitación con más luz y, a ser posible, la más amplia.
  • Si puedes, quita muebles auxiliares y accesorios para dejar espacio.
  • Si vas a probar con el retrato, busca una pared blanca (o lo más clara posible).
  • La cama siempre es una gran aliada. Sirve para conseguir fotos súper espontáneas de los peques saltando o, por ejemplo, para haceros una foto todos juntos… ¡incluso una guerra de almohadas!
  • Si lo que quieres es hacer fotos a tu bebé, no descartes el suelo (con manta, por favor). Ahí no hay peligro de que se caiga y se siente mucho más libre para moverse. Si está en momento de gatear… ¡conseguirás fotos súper chulas! Eso sí, ponte siempre a su altura, o sea, tírate al suelo tú también.

 

¿Cuál es la mejor luz para las fotos de invierno?

Como nos estamos centrando en hacer fotos de familia en casa, la mejor luz dependerá mucho de la orientación de nuestras habitaciones. Si en tu salón entra mucha luz por la tarde, esa será la mejor hora. Si tu dormitorio es súper luminoso en la mañana, ahí tienes tu escenario.

Si ves que entra mucha luz por la ventana, prueba a correr la cortina (si es clarita): así conseguirás una luz más suave y no habrá tanto contraste en la foto.

Si no tienes cortinas claras, puedes poner folios blancos en los cristales para que hagan la función de difusores de la luz.

Fotografia-de-embarazo-Pepa-Malaga-Fotografia_01

¿Fotos espontáneas o posados?

A la hora de elegir entre fotos espontáneas o posados, yo siempre preferiré las fotos naturales. Eso no quiere decir que no me gusten los retratos (¡me encantan!), pero a la  hora de documentar la vida de una familia me parece mucho más interesante la naturalidad y la espontaneidad del momento.

 

¿Cómo conseguir fotos espontáneas bonitas?

El primer mandamiento para conseguir fotos de familia espontáneas y bonitas es la paciencia. Piensa que, de algún modo, cuando uno se pone detrás de la cámara está en modo ‘cazador de momentos’. Los mejores gestos y las mejores sonrisas no se fuerzan. A veces la foto más chula está en la cara sucia de tu hijo después de comer macarrones con tomate, o en ese gesto de «yo no he sido» tras cometer una trastada.

Si quieres fotos espontáneas, deja que pasen cosas.

Saca pinturas y prueba a ver cómo los peques se pintan el cuerpo.

Hazles una tarta con un montón de nata o de yogur y deja que jueguen con ella y se manchen (como si fuese una sesión smash the cake). 

Diles que salten encima de la cama. Si no suelen hacerlo (que es lo más habitual), fliparán y tendrás unas caras de alegría alucinantes.

OJO: no me hago responsable de las limpiezas y ‘re-educaciones’ posteriores… 🙂

Smash Cake Pepa Malaga Fotografia Madrid

¿Cómo hacernos una foto de familia todos juntos?

Aquí viene uno de los grandes retos: la foto en la que sale el fotógrafo. Para eso deberemos tener un trípode y programar el temporizador de la cámara

Si no tenéis trípode, podéis darle a la imaginación y utilizar un mueble que tengáis frente al sofá o la cama (y que sea lo suficientemente estable).

Tira de paciencia para conseguir esta foto: es muy normal que no salga a la primera. Intenta dejar lo mejor posible el encuadre en varias tomas falsas, comprueba que le coges el tranquillo al temporizador… ¡y prepárate a correr cuando le des al disparador!

Si no tienes cámara réflex, puedes hacer la misma operación con el móvil: dale la vuelta a la cámara y pon el temporizador. Así podréis colocaros bien en la cuenta atrás y no tendréis la foto con ese efecto raruno del brazo-trípode y las caras de pan de los que salen a los lados cuando hacemos un selfie.

Fotos de familia en casa Pepa Malaga Fotografia

¿Cómo conseguir que todos miren a la cámara?

Para que en una foto de familia todos miren a la cámara el elemento número 1 vuelve a ser la paciencia. Eso y la ráfaga (o sea, que cuando le des al botón la cámara haga unos cuantos disparos). Así incrementarás las opciones de que haya una imagen en la que todo el mundo mire y tenga los ojos abiertos.

Con los más pequeños es muy difícil conseguirlo, lo sé. A veces ayuda poner uno de sus muñecos favoritos al lado de la cámara para captar su atención. También puede funcionar jugar con ellos y ese muñeco y luego irlo alejando, mientras tienen la vista puesta en él, hasta que el muñeco y la vista del enano llegan a la cámara.

Lo que sí es muy importante es que el peque sólo encuentre un estímulo. Es decir, que sólo sea una persona la que diga «mira aquí». Por experiencia te digo que cuando a un niño hay varias personas diciendo «Pepito, mira; Manolita, ponte; Juanita, sonríe», no hacen nada.

 

Pequeños detalles (con importancia) para conseguir buenas fotos de familia

  • Limpia el objetivo. A ser posible utiliza un paño que no deje restos (como los paños multiusos para gafas y pantallas que venden en Mercadona). Evita limpiarlo con papel higiénico o cualquier otro tipo de elementos que dejen restos de celulosa. ¡Ah! Y no uses limpiacristales ni otros líquidos. Tampoco presiones mucho sobre la lente, porque si tiene algún resto de arena, por ejemplo, podrías rayarla.
  • Elige ropa clara. Cuanto más claro sea el vestuario, más luz darás a la foto. Y evita, en la medida de lo posible, estampados muy pequeños o rayas muy finas, porque hacen efecto moirè.
  • También puedes probar a hacer alguna foto de tu bebé sólo con el pañal, o un culotte, o algo parecido: ¿quién no se enternece con los ‘michelines’ de un peque en una foto? Cuando pase el tiempo te va a encantar recordarlo así.
  • Enfoca a los ojos. Si vas a hacer un retrato, el punto de enfoque han de ser los ojos. Si lo que quieres es hacer una foto detalle, entonces elige qué quieres destacar y enfoca allí. Para enfocar debes presionar el botón de disparo hasta la mitad de su recorrido y, cuando por el visor te asegures de que está enfocado el objeto, lo presionas hasta el final.
  • Intenta que aquello que vas a fotografiar esté de frente a la luz (o, en todo caso, de lado). Evita en la medida de lo posible ponerte tú frente a la ventana para hacer la foto: salvo que ya tengas práctica con los contraluces, no son fáciles.

Fotografia de familia © Pepa Malaga Fotografia

¿Qué te han parecido estos consejos? ¿Tienes alguna duda que no haya respondido este post? Estaré encantada de leerte en los comentarios.

Y si te apetece que hagamos una sesión de fotos de familia cuando la cámara vuelva a salir a pasear, sólo tienes que decírmelo en el formulario que encontrarás abajo. No sabes lo que me gustaría compartir contigo este momento y pienso celebrarlo con un descuento especial del 15% (válido para reservas hasta el 30 de abril de 2020; las sesiones podrán disfrutarse hasta el 31 de diciembre de 2020).

¡Un fuerte abrazo! Y recuerda: llena tus días de #fotografiapositiva.

 

¿Te gustaría disfrutar de una sesión de familia cuando vuelvan los besos al sol?