Si estás organizando tu boda, me juego un café doble a que en algún momento buscarás «cómo preparar el pelo para la boda». Pues acabas de llegar a la respuesta. Hemos preguntado a una de las mejores estilistas de Madrid, Purificación Varas, para que nos dé claves para que tu melena luzca impresionante en tu boda.

Cortar (pero no por lo sano)

Después de verse el anillo de compromiso en el dedo, muchas novias focalizan su siguiente imagen en el cabello: dejarse crecer el pelo es una práctica muy habitual en las futuras novias. 

Pero si hablamos de cómo preparar el pelo para la boda, la primera máxima es pasar por la tijera. Que el pelo crezca no es incompatible con cortarlo. Nos lo explica Purificación Varas: «Es muy importante cortar el cabello y sanearlo. Eliminar las puntas abiertas no sólo mejorará la salud y el aspecto de nuestra melena, sino que también ayudará a que se rompa menos según va creciendo». 

Para ello, la estilista recomienda la técnica del corte en seco, en la que es especialista: «cuando cortamos el corte en seco estamos trabajando sobre el cabello con su movimiento, textura y largo real; si lo cortamos en mojado, el agua aporta un extra de peso al pelo y esconde, por ejemplo, remolinos. Así, cuando cortamos en seco, estamos viendo en cada momento cómo evoluciona nuestro look, sin sorpresas».

Otra de las ventajas del corte en seco es que permite controlar mucho mejor las fibras capilares que se van abriendo en los medios de la melena: «podemos ‘limpiar’ los cabellos abiertos sin necesidad de restar longitud a la melena», explica Purificación Varas.

Cómo preparar el pelo para la boda

Hidratar

Que el cabello luzca luminoso en tus fotos y vídeos de boda requiere un trabajo previo de meses de hidratación.

El estrés de los preparativos en muchas ocasiones se traduce en problemas de sequedad e irritación en el cuero cabelludo. Y esto hace que el cabello crezca menos y con menos fuerza. Por eso, si nos preguntamos cómo preparar el pelo para la boda, una de las claves es regalarnos tratamientos de hidratación al menos durante los seis meses antes del gran día. «Exfoliar el cuero cabelludo, sellar las puntas y, por qué no, relajarse con un apetecible masaje capilar es imprescindible para que la melena luzca sana y con brillo en la boda, explica Purificación Varas».

Su salón (Ortega y Gasset 81, Madrid) fue uno de los pioneros en especializarse en los tratamientos de cosmética natural de Secretos del Agua. Esta firma española –de la que, dicen, es ferviente admiradora la reina Letizia– ofrece tratamientos restauradores, detox, de fuerza o especiales para cabellos sensibles. En Purificación Varas harán un diagnóstico de tu cabello y te darán claves para que puedas aplicar los cosméticos en casa.

Cómo preparar el pelo para la boda

Cuidar el color

Si estás pensando en cambios de looks radicales para tu boda, cuidado: los experimentos, con gaseosa y al menos un año antes. Que haya tiempo para rectificar.

En líneas generales, lo ideal es empezar a trabajar los cambios o mejoras de color graduales unos seis meses antes. «Con barros y coloración natural podemos conseguir mejoras en la luminosidad de la melena y en su brillo, sin dañar el cuero cabelludo y sin provocar efecto shock», explica Purificación Varas.

Si eres de las fieles al tinte, no dejes pasar más de una semana entre la última aplicación y la boda. Para las mechas quizá puedas dejar algún día más: el color se asentará mejor y verás tu melena más natural en el reportaje de boda.

En líneas generales, nunca te cortes el pelo ni cambies el color con menos de una semana de antelación de un día importante.

Cómo preparar el pelo para la boda

Usar protectores solares

Igual que proteges tu piel de los rayos del sol, no te olvides de proteger tu melena. El Oro Líquido de Secretos del Agua aporta máxima nutrición con aceites protectores. Es perfecto para cuidar nuestro cabello en playas, piscinas o, simplemente, como un extra de hidratación y nutrición semanal.

Cómo preparar el pelo para la boda

Y, sobre todo… ¡disfrutar!

Lo más importante cuando pienses en cómo preparar el pelo para la boda es que disfrutes del proceso. La boda pasa rápido y los preparativos pueden ser una fuente de estrés o, por el contrario, una manera de ir saboreando el gran día desde mucho antes de que dé comienzo.

Por eso, dedícate un par de días al mes para desconectar en tu salón de belleza y, el día de la prueba de tu peinado de boda, resérvate las horas necesarias para saborear cada momento y anticiparte a ti misma lo impresionante que estarás. ¡Ah! Y quizá sea ése un gran día para poder hacer tu reportaje de preboda, con el guapo subido y el pelo perfecto.

Muchas gracias, Puri, por darnos estos consejos para preparar el pelo para la boda. Y gracias, Lucía, por prestarnos tu cabello y tu sonrisa para las fotos de este post.