Aunque los meses de bodas por excelencia son los de primavera y otoño, una boda de invierno es cada vez más frecuente. Las ventajas son muchas: la primera es que hay menos demanda, por lo que los proveedores tienen más disponibilidad y en muchos casos mejores precios. Pero, por otro lado, las bodas de invierno tienen un punto de romanticismo extra y permiten a las novias lucir complementos que en otras épocas del año resultan inviables, como capas, boleros o pieles.

Es el caso de la boda de Cristina y Alberto, una boda de invierno que hoy traigo a este blog para que os sirva de inspiración.

Cristina y Alberto se casaron en enero de 2017 en la Finca San Antonio de Hoyo de Manzanares (Madrid). Fue un día muy especial, porque había nevado la jornada anterior y la Sierra estaba blanca y preciosa.

Boda en la Finca San Antonio © Pepa Malaga Fotografia

Me encantó la Finca San Antonio: saltaba a la vista que ponían mil detalles a disposición de los novios (empezando por el alojamiento de la noche anterior en una típica casona serrana, remodelada con mucho gusto). Y las vistas… ¡un espectáculo!

Boda en la Finca San Antonio © Pepa Malaga Fotografia

Cristina estaba preciosa con un vestido de Aire Barcelona. Tenía un escote espectacular, cubierto con un bordado en pedrería que dejaba traslucir de manera muy sugerente un tatuaje de Cristina.

Boda en la Finca San Antonio © Pepa Malaga Fotografia

Boda en la Finca San Antonio © Pepa Malaga Fotografia

Y, como el frío arreciaba, la novia se cubrió con un chaleco de piel. Lo colocó con tanto estilo que parecía una estola de alfombra roja.

Boda en la Finca San Antonio © Pepa Malaga Fotografia

Los zapatos eran de Menbur… pero Cristina aportó un toque original y durante el baile los cambió por unas deportivas súper ochenteras.

Boda en la Finca San Antonio © Pepa Malaga Fotografia

El ramo, con flores silvestres, era de la floristería Verdencina, en Hoyo de Manzanares.

Boda en la Finca San Antonio © Pepa Malaga Fotografia

Alberto estaba impecable con su traje de Juan Moreno, corbata de Hugo Boss y zapatos de Clarks.

Boda en la Finca San Antonio © Pepa Malaga Fotografia

Boda en la Finca San Antonio © Pepa Malaga Fotografia

Me encantó el detalle que Cristina puso en cada aspecto de la boda: desde los carteles que precedían su llegada a la ceremonia hasta los regalos de los invitados, que realizó ella personalmente. ¡Esta chica es una artista!

Boda en la Finca San Antonio © Pepa Malaga Fotografia

Boda en la Finca San Antonio © Pepa Malaga Fotografia

Gracias, chicos, por elegirnos a Hugo (mi videógrafo) y una servidora para guardar los recuerdos de un día tan especial. Estuvimos súper a gusto con vosotros y vuestros invitados y nos hicisteis sentir uno más de la celebración. ¡Gracias, de corazón!