Hace cosa de un año tuve la suerte de realizar una sesión de pareja muy especial. Quería un rollo navideño pero no excesivamente dulce. Algo urbano, castizo, con su toque de amorcito pero sin empalagar. Y entonces aparecieron Lidia y Guille y se hizo la luz.

Les acompañaba Trufa, su perrita, que fue nuestra invitada especial en una sesión de pareja por las calles de Madrid en modo navideño. Hubo paseo por el Barrio de las Letras (que me rechifla), sesión de mercadillo en la Plaza Mayor y, por supuesto, luces. Muchas luces.
Leer más …