Escribo «novias reales» y pienso en Letizia. Pero no. Hoy voy a hablaros de las auténticas «novias reales». De ti, de mí, de tu vecina, de tu amiga y de tu compañera de trabajo. De las que tienen talla 38, de las que tienen 38 años y de las que han dado 38 vueltas hasta encontrarse a ellas mismas en una relación de pareja sólida. 

De estas «novias reales» va el editorial Todas que he tenido la suerte de realizar junto a Ma Vie Romantique para Lamaryé.

Bien sabía Mabel, de Ma Vie Romantique, que me iba a conquistar con la propuesta. Sólo tienes que decirme «fuera tópicos» y voy corriendo. Porque, en efecto, hay mil millones de bodas posibles. Mil millones de novias diferentes. Cada una con su personalidad, con su cuerpo, con sus gustos. Con su historia y su manera de contarla. ¿Por qué unificarlas todas en vestidos de novia con diseños en cadena o reportajes de boda estandarizados?

Novias reales Lamarye Pepa Malaga Fotografia

En Todas el reto era dar un giro a las novias mainstream y apostar por mujeres auténticas. Por «una novia segura de sí misma, única y sin límites», como la conciben Ana y Cristina, las chicas Lamaryé, «mostrando que existen todo tipo de complexiones físicas, que cada mujer tiene su talla y estatura, su color de ojos, piel o número de pie. No hay unas medidas perfectas, ni una única raza o una edad concreta para decir “sí, quiero”. Por ello, apuesta por diseños a medida, modelos únicos y creaciones para cada tipo de novia, abrazando la diversidad y apostando por el amor propio».

El equipo de «Todas», el editorial de novias reales

Para trasladar este concepto a imágenes contamos con un equipo volcado en esa autenticidad que queríamos transmitir:

Cristina Lobato apostó por un maquillaje natural, que realzaba la personalidad de cada modelo, sin disfrazarla, haciéndolas brillar por sí mismas.

Cristian Navas siguió esa misma línea potenciando las melenas de nuestras novias y dándoles el movimiento o el volumen preciso. ¿Pelo afro? ¡Sí! ¿Media melena suelta? ¡También! Porque nadie dijo que una novia tenga que llevar trenzas sí o sí, o dejarse media vida en un complicado recogido.

–Los zapatos de Salo Madrid fueron todo color y personalidad, con variadas opciones: tacones bajos, sandalias de vértigo, zapatos de pulsera… ¡La única condición es pisar con seguridad!

–Y seguras, fuertes, únicas y extraordinarias posaron nuestras novias Lamaryé: Laura Arribas, Sara Unturbe, Sarawberry, Alexandra Bárbara Costa y Tatiana Almeida.

Y para todas las «novias reales», Lamaryé manda un mensaje con flores de Green Collective que acompañan las cartas de Estudio Requetebién:

«Sueña y lucha por ser la novia que quieres ser  que nada, ni nadie, te haga dudar de que no puedes serlo, porque en todos y cada uno de los casos, SIEMPRE es posible. Cree en ti y apuesta por tu esencia, porque es lo que te hace única y esa es tu principal virtud».

Novias reales Lamarye Pepa Malaga Fotografia

Todas tenía otro reto añadido: convertir el atelier de Lamaryé en un estudio de fotografía. Para conseguirlo conté con la ayuda de Javier Arroyo, con quien di mis primeros pasos con la cámara y que me sigue acompañando en esta andadura. Y de todo ello dio cuenta en vídeo Álvaro Franco, que con su proyecto Selse Vídeo va a dar infinitas alegrías videográficas a las parejas.

GRACIAS, enormes, inmensas, a todos vosotros, y en especial a ti, Mabel, por contar conmigo para estas ‘locuras’.