Pepa Málaga

Un reportaje de embarazo en exteriores es una opción perfecta para tener el recuerdo de la espera mágica de un bebé. Y si además tenemos la suerte de contar con la luz de otoño, el resultado es simplemente maravilloso.

Bea y Diego eligieron hacer su reportaje de embarazo al aire libre para poder aprovechar la luz otoñal y conseguir esas tonalidades tan románticas que solo deja esta estación del año. El «plató» fue la Casa de Campo, en el entorno del Puente de la Culebra. ¡Y hasta se animaron a jugar con las hojas caídas!

Back to portfolio