Pepa Málaga

Marta y Daniel celebraron su boda en Torre Mirahuerta, una finca de labor a las afueras de Zaragoza.

Marta eligió un diseño exclusivo de Azucena Murcia y zapatos a media de José Illana Artesanos. El ramo, regalo de una de sus amigas, llevaba el sello de Bambú Arte y Diseño Floral, que, junto a la Floristería Zentro, se encargaron de la decoración del evento.

El catering, exquisito, corrió a cargo de José Fernández, una de las firmas más emblemáticas de Aragón.

La propia novia, ilustradora y diseñadora, se encargó de todos los materiales gráficos de la boda, entre los que destacaban las caricaturas que regalaron a cada invitado (y que sirvieron también como original seating), así como un photocall protagonizado por el famoso Torico de Teruel, la ciudad en la que se conocieron y donde comenzó su historia.

Back to portfolio